CSS Only Menus Css3Menu.com



.



¿COMO ES QUE LOS CRISTIANOS RECIBEN SANIDAD?
_______________________________________________________

Página l 1 l 2 l 3 l 


- 1 -

"¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si estuviere en pecados, le serán perdonados.”

(Santiago 5:14,15)


En estos últimos días, cuando muchos en las denominaciones se han ido tras las imaginaciones de sus corazones y diversas doctrinas de hombres, las multitudes están muy confundidas acerca de muchas cosas, una de las cuales es la sanidad. Y, extraordinariamente, ¡esta es una de las doctrinas más básicas de la biblia!

Dios le dijo al pueblo de Israel en Deuteronomio 7:15 que el quitaría toda enfermedad de en medio de ellos, si ellos obedecieren su palabra (Véase v.12-15). Cuando él Señor los sacó por tribus, no había ni una persona enferma entre ellos. Él les explico, que cada enfermedad y dolencia fue parte de la maldición de la ley (Deuteronomio 28:15, 61) y que vendría sobre quienes fueren desobedientes. De la misma manera, todo aquel que se acercare a El recibiría la sanidad (2 Crónicas 7:14).



El Nuevo Testamento nos dice que,


"Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición; (porque está escrito: Maldito cualquiera que es colgado en madero..." (Gálatas 3:13, RVA).

Y otra vez,

" El cual mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros siendo muertos a los pecados, vivamos a la justicia: por la herida del cual habéis sido sanados..." (1 Peter 2:24).

En tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento hay multitud de veces que Dios sanó la gente, y no existe ni un solo caso en donde se le dijo a alguien que vaya al médico o que tome medicamentos.

Ni siquiera uno.

Jamás.


Cuando el Señor se presentó en carne ante su pueblo Israel, habían grandes multitudes que venían hacia el con diversas enfermedades, y ¡cada uno de ellos fue sanado! Las referencias son demasiadas numerosas para ser mencionadas aquí...averígüelo por usted mismo. Ni uno de ellos se marchó de su presencia con enfermedad, y ni siquiera uno fue enviado al médico ni se le recomendó tomar medicina.

Entonces...
¿Por qué es que en muchas falsas iglesias de hoy, no están obedeciendo la escritura, y van tras los doctores y médicos para ser sanados de sus enfermedades?

Esto es sencillamente porque ellos no creen en la palabra de Dios.


“¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que no obedecieron? Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad….Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”

(Hebreos 3:18,19, 4:12).



La Palabra de Dios es la espada encendida que se revuelve a todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida; esta es la espada del espíritu (Efesios 6:17); y es la que discierne los pensamientos e intenciones del corazón del hombre…esto es, por la palabra de Dios somos capaces de ver lo que de otra manera sería invisible… ¡podemos ver lo que está realmente en los corazones de los hombres y las mujeres! Cuando dicen amar a Dios, pero rehúsan guardar su palabra, nos damos cuenta de que son mentirosos.

"El que dice, Yo le he conocido, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y no hay verdad en él"

(1 Juan 2:4)

Entonces, usted puede ver que la razón por la cual algunos no obedecen a la palabra de Dios es sencillamente porque no creen en ella. Claro, puede ser que "vayan a la iglesia", pueden ser los adoradores más ruidosos y con las oraciones más elocuentes...aún hasta el mismo pastor…pero si no están obedeciendo a la palabra de Dios, son mentirosos y punto.



En Gálatas 5:19-21, el apóstol Pablo menciono diecisiete cosas, las cuales declaro ser “obras de la carne”. La carne codicia contra el Espíritu (Gálatas 5:17), y los que viven conforme a la carne, morirán (Romanos 8:13). Pablo dice acerca de las diecisiete obras de la carne que, "... los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios." (v.21).

El segundo detalle en el verso 20 es “hechicerías”. Hechicerías puede significar varias cosas, pero en este caso se usa específicamente como una obra de la carne, y viene de la palabra griega “pharmakeia”, de donde origina la palabra “farmacia”, y que explícitamente significa “medicamento”. Aún la concordancia Strong's lo demuestra (#5331).

Esto NO es lo mismo que usar la lengua original para cambiar el significado de una palabra para así formar una doctrina. Al contrario, esto apunta hacia el verdadero significado del pasaje en la escritura con el uso de la razón correcta y la verdad.

La Farmacología es hechicería. Siempre lo ha sido, y siempre lo será. El hombre que hoy llamamos “farmacólogo”, antes se le llamaba “brujo medico” o “curandero”; y su trabajo consistía en mesclar las pócimas químicas para así curar las enfermedades. Aunque su trabajo aún permanece; el título ha sido cambiado a una palabra griega para así distraer a las personas comunes e impedirles que la vayan a buscar a un diccionario para encontrar lo que significa y lo que verdaderamente está haciendo.

Cristiano, usted que dice después de orar con luenga bífida, que Dios “usará la medicina” para sanarte, o cree que “hará la obra por medio de la medicina”, ¿piensa realmente que aun el creyente más nuevo caerá en esas mentiras? Es más, ¿cree usted realmente que al Dios Todopoderoso se le engaña por medio de la astucia con la que pretende encubrir su duda y maldad?

Vaya pues, tome las pócimas de los doctores para así sanar, ¡y sea muerto en sus pecados! Pero no siga contaminando el Santo Nombre del Dios viviente con sus alabanzas fingidas y burlas hipocráticas. Dios no puede ser burlado, y sus verdaderos hijos, no son engañados. Entonces, crea en la palabra de Dios y sea sano y salvo, o vaya con los médicos de Egipto y muera con ellos; pero por lo menos decídase por un camino. Pero como usted desea continuar siendo tibio en las iglesias, El Maestro ha declarado que le vomitara de su boca (Apocalipsis 3:16).

Ahora, permítame tratar brevemente con los argumentos ridículos de los teólogos, quienes contradicen y piensan que se puede usar un pasaje de la escritura para anular o contradecir otro…

Hay algunos que pervierten 1 Timoteo 5:23 y predican que debemos usar la medicina para curar nuestras enfermedades…

“No bebas de aquí adelante agua, sino usa de un poco de vino por causa del estómago, y de tus continuas enfermedades.”



Primeramente, aquí no hay ninguna mención del uso de la medicina, sino del vino. Segundo, se hace evidente con solo leer esta oración, que Timoteo vacilaba siendo un obispo, en tomar vino; y obviamente había algún problema con tomar el agua en el lugar donde estaba; y Pablo le decía que estaba bien si toma “un poco” de vino, para que su estómago se sintiera mejor, y que el agua no le hiciera daño. Eso fue lo que Pablo quiso comunicarle a Timoteo. Esto es tan sencillo…

 



_____________________________________________________________________

Esta referencia esta anadida para su utildad y conveniencia: siempre recuerde usar la version Reina-Valera Antigua!

Lookup a word or passage in the Bible



BibleGateway.com
Include this form on your page

. [top]

 
  © Sword of The Valiant. All Rights Reserved. l Privacy l